¿Una caricatura debe ser apta para todo tipo de público? No. Hay muchos ejemplos en la industria del entretenimiento en el que la animación ha sido utilizada no sólo para entretener a los niños y darles lecciones, sino también para crear conversaciones con los adultos con temas más serios o crudos. Y al parecer, la próxima película en stop motion de Wes Anderson es una de esas.

Isle of Dogs, que abrirá la Berlinale este 15 de febrero para llegar a los cines mundiales en abril, ha sido clasificada bajo el PG-13. En otras palabras, la pueden ver todos, incluso los niños, pero bajo la supervisión y el consentimiento de los padres porque tiene “elementos temáticos e imágenes violentas”.

¿Quién lo decidió? La Asociación Cinematográfica de Estados Unidos (MPAA, por sus siglas en inglés), anunció de forma oficial que Isle of Dogs entra en esta categoría gracias a su historia y las secuencias. Este esperado filme después de la crítica y el éxito en taquilla de Fantastic Mr. Fox (clasificación PG), está ambientado en la ciudad ficticia japonesa de Megasaki. Aquí el malvado Mayor Kobayashi ha desterrado a todos los peros a una isla de basura después de que una supuesta epidemia de “gripe de perros” amenaza la ciudad.

Para darle vida a esta cinta que no es tan inocente como parece, Anderson eligió a varios conocidos en sus películas como Bill Murray, Edward Norton, Tilda Swinton y Bob Balaban. Todos ellos, por mencionar un ejemplo, participaron en Moonrise Kingdom. Pero también se unen otras voces conocidas del medio como Scarlett Johansson, Bryan Cranston y Greta Gerwig.

Acá te dejamos el tráiler:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here