Amazon confirmó oficialmente lo que los medios ya habían adelantado y todo Brasil estaba comentando como un secreto a voces. El gigante del retail online, que llegó a ese país sudamericano hace cinco años, pero que hasta ahora se había limitado a la venta de libros, va a extender su operación en el mayor mercado de Sudamérica.

a ratificación no ha hecho sino profundizar el desplome de los actores locales del retail, a medida que los inversionistas anticipan un golpe en sus márgenes con la llegada del nuevo competidor, que está poniendo presión a las tiendas tradicionales en todo el mundo.

Desde que comenzaron a circular las primeras versiones, las acciones de Magazine Luiza se han hundido 15% y las de Via Varejo 10 por ciento. Pero también los competidores online están sufriendo, con Mercado Libre perdiendo 14% y B2W más de 18 por ciento.

De momento, las cadenas dominantes podrían encontrar cierto consuelo en el hecho de que Amazon precisó que por ahora su expansión se limitará a la electrónica, y que no abrirá sus propias instalaciones de logística, por lo que dependerá de los vendedores en su plataforma de mercado para gestionar la distribución.

Sin embargo, el mayor impacto que Amazon podría tener en Brasil es la introducción de la política de devolución sin complicaciones, algo que es tabú para los minoristas brasileños, informó Bloomberg.

Aunque pedir un cambio de artículo es una gestión habitual y sencilla cuando se hace dentro del plazo estándar de 30 días y se tiene la boleta, la situación cambia radicalmente cuando se trata de pedir un reembolso, incluso entre los comercios de lujo. Y tratar de cancelar un pedido puede convertirse en una pesadilla.

Luego de que se conocieran las intenciones de Amazon de ampliar sus negocios en Brasil, la semana pasada, las acciones de su rival Mercado Libre se derrumbaron un 15 por ciento. La compañía argentina tiene sus principales fuentes de ingresos en los dos principales países de la región.

Si bien la firma comandada por Jeff Bezos hace cinco años que opera en Brasil, decidió aumentar su participación comenzando a vender productos tecnológicos. Además, se espera que para fin de año sume también toda su gama de productos y servicios que ofrece en Estados Unidos.

La compañía empezó a ofrecer electrónicos de terceros a los brasileños, más allá de los libros, según publicó Reuters. La oferta incluye TVs, celulares y laptops de cientos de vendedores independientes, disponibles en la página de Amazon en Brasil. Amazon no se involucrará en la logística.

Fuente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here