Cada vez más destinos turísticos, gobiernos e instituciones buscan hacer consciencia de la importancia de cuidar del medio ambiente y los recursos naturales al viajar para poder seguir disfrutando durante mucho tiempo de las maravillas naturales del mundo.

Más allá de cuestiones de comodidad o hacer de la experiencia más llamativa, la creciente preocupación por los cambios climáticos que se han registrado en el planeta ha impulsado la noción del turismo sustentable.

«De una manera menos notable que los eventos climáticos extremos, el cambio climático está agravando los episodios de clima húmedo y las sequías. Ciudad del Cabo, por ejemplo, corre el riesgo de convertirse en la primera ciudad importante del mundo en quedarse sin agua», indicó el economista Thierry Malleret en un texto publicado por el Global Wellness Institute.

El turismo sustentable ha ido en crecimiento ya que tanto como empresas y turistas se han preocupado para crear y seguir modelos alternativos de hospedajes, transportes y consumo en todo tipo de destinos.

Aquí una lista para ayudarte a ser un viajero verde y sustentable.

1. No imprimas tus boletos

A estas alturas ya no es necesario tener tu boleto impreso, basta con mostrarlo desde tu celular para escanear tu boleto y acceder de forma rápida y fácil a tu sala de abordar. Sin embargo, aún hay aerolíneas que piden tu boleto impreso, así que confírmalo directamente con la compañía para no pasar un mal rato en el aeropuerto.

2. Hospedaje responsable

Al llegar a tu destino procura evitar el uso exagerado de aire acondicionado y no olvides apagarlo cuando estés fuera de la habitación, igual con las luces.

También puedes reducir el lavado de toallas y el cambio de sábanas diario.

No uses el sistema de lavandería del hotel (las prendas de cada huésped se lavan por separado) y sólo recurre a esto si es una verdadera emergencia.

Otra alternativa es un hospedaje compartido como Airbnb, al ser hogares con varias habitaciones el uso de los productos y servicios se ven reducidos.

«Airbnb ha argumentado que compartir la casa es una opción más ecológica que los hoteles, según su estudio, publicado en el 2014; en éste señalaba que usar Airbnb tiene como resultado una reducción significativa en el uso de energía y agua, en las emisiones de gases invernadero y desechos, pero dependía principalmente de las respuestas a una encuesta levantada entre huéspedes y anfitriones de febrero a abril de ese año», según El Financiero.

También puedes buscar alguna opción de hoteles eco friendly, para diferenciarlos debes conocer los diferencia de un hotel normal, por eso La Asociación de Hoteles Verdes te dice con qué deben de cumplir estos sitios:

  • Tener implantados sistemas de eficiencia y ahorro energético.
  • Respetuoso con la biodiversidad y las tradiciones sociales del entorno en el que se ubica.
  • Apuesta por las fuentes de energía renovables: placas solares, viento, etcétera.
  • Materiales de construcción respetuosos con el medio ambiente y que permitan el máximo aprovechamiento de los recursos.
  • Servicio de restauración basado en productos de mercado de cultivo ecológico.
  • Tener el distintivo europeo ECOlabel

3. Sé consciente de la comunidad

Al visitar un nuevo destino, también te sumas a su vida local y la forma en que lo hagas también causará un impacto.

Consumir alimentos locales y comprar recuerdos locales también —pero transpórtalos en alguna mochila o bolsa reutilizable en en lugar de una de plástico— aporta al crecimiento económico del lugar.

La Extensión Universitaria de la Universidad Estatal de Michigan informó que «comprar alimentos producidos localmente puede ayudar a mantener las tierras de cultivo y los espacios verdes».

También evita llevarte (ilegalmente) algún recuerdo que podría alterar el equilibrio natural, desde arena de playa, conchas, alguna especie viva de animales o plantas en peligro de extinción.

Recuerda llevar contigo una botella reutilizable para transportar agua, así evitarás estar comprando a cada rato y disminuirá el número de basura.

4. Transportate ecológicamente

Siempre que tengas la opción, recorre las ciudades a pie para no perderte ningún detalle, si no eres fan de disfrutar largas caminatas puedes usar una bicicleta.

Si no sabes andar en bici, puedes usar metro, autobuses, tren o algún transporte colectivo.

Fuente.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here