Cuando se habla de Millennials mexicanos la mayoría de las personas tienen la misma idea: una un jóven pegado a la tecnología, que sueña con trabajar menos horas al día desde su smartphone, para poder viajar por el mundo y conocer mil culturas y salvar a todos los animales.

Sin embargo, la realidad de nuestro país parece ser otra muy diferente. ¿Hasta qué punto el sueño del millenial mexicano, que ha sido compartido por otras generaciones, puede convertirse en una realidad?

Money, Money, Money: De acuerdo con el estudio “Cultura financiera de los jóvenes en México”, realizado por Banamex y la UNAM, tan sólo el 2% de este grupo hace referencia a tener una tarjeta de débito y un minúsculo 1% a una tarjeta de crédito por lo tanto el 95% de los millenials hacen sus pagos en efectivo. Sin embargo, el imaginario indica que la mayoría de compras que hace un millenial, las hace por internet; y pues para eso hay que tener tarjetas ¿No?

No importa el destino, sino el viaje:  En México no existe un hábito y planeación del retiro de la vida laboral, sin embargo en el caso de los millennials carecerán de algo que en generaciones anteriores se tenía de alguna manera controlado. Nadie piensa en fondos de ahorro, o seguros de vida, pensiones de retiro porque la misma dinámica laborar cambió.

La frase: lo importante es el viaje, no el trabajo es algo que se ha considerado como una de las características esenciales de los millennials, lo cual se vio reflejado en el estudio “Las carreras de los millennials 2020” al indicar que el 85% de los encuestados manifestaron que menos de dos años es la cantidad “correcta” de tiempo para permanecer en un mismo puesto de trabajo de lo contrario se cambiarían a otro de no ser promovidos, incluso hay quienes aseguran que esto es un reflejo de ser una generación orientada al trabajo duro y nuevos retos.

Lleva un Zuckerberg en tu corazón: Mark Zuckerberg o Steve Jobs, son estandarte del éxito en los millennials en todo el planeta, porque envían el mensaje de logro del éxito sin necesidad de estudios profesionales. En México esto es más una utopía que una realidad, porque si bien existen infinidad de personas que han tenido logros apenas con estudios de primaria o secundaria, hay factores que los millennials no están considerando, como el trabajar más de las 40 horas a la semana que en diversos estudios han manifestado no están dispuestos a realizar, tener una cultura de ahorro y, otro factor importante que no depende directamente de un joven, es lo relacionado a las carreras que están dispuestos a estudiar según diversas encuestas como Silvicultura, Manufactura y procesos, Tecnología y medioambiente además de las relacionadas con la tecnología las cuales en México aún son poco ofertadas en diversas universidades.

¿Y la política Apá? Muchas fórmulas y partidos políticos de México han realizado acciones, en algunos casos arriesgadas y en otros más conservadoras, para atraer el voto y la lealtad de los millennials que ya suman el 37% del padrón electoral. Sin embargo, ni los candidatos ni gobernantes jóvenes han logrado enganchar y mantener la credibilidad de sus proyectos de la generación que parece no creer en algo sin que se lo demuestren.

Es decir que los rostros “renovados” de los partidos políticos de antaño de cualquier color y tendencia ideológica, han dejado sin opciones a los millennials que debido a las diferencias socioeconómicas abismales aún no han logrado captar su lealtad simple y sencillamente por enviar un mensaje genérico a una generación distante de la política tradicional: hablan mucho y hacen poco. 

El rector en licencia de la UDLAP y actual candidato a la Presidencia de la República Luis Ernesto Derbez, piensa que ese es el mayor peligro de la política mexicana: la apatía millenial frente al tema.

Así que por más que muchos tengamos ese sueño millenial, estamos en un país que actualmente convierte el sueño en utopía.

Fuente. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here