Retrasos en su fabricación y falta de stock. Esa es la frase que mejor puede resumir la situación de Apple tras el anuncio del iPhone X. Unos problemas que en resumidas cuentas afectarán de lleno a los interesados por comprar el iPhone con pantalla OLED. Sin embargo, la multinacional ha conseguido hacer frente a la situación. Se espera que la cadena de producción del iPhone X alcance la velocidad de crucero a partir de noviembre. A pesar de todo, comprar un iPhone X el día de su estreno seguirá siendo una labor complicada.

El iPhone X es un modelo revolucionario para la casa de la manzana mordida. No solo por su diseño externo, sino que también lo es a nivel técnico. Si a este detalle sumamos las estrictas normas de calidad que exige Apple a sus distribuidores y ensambladores, la situación se magnifica.

A pesar de todo, Ming-Chui Kuo, a través de sus informantes, acaba de conocer que Apple ha logrado superar estos imprevistos técnicos y así lo ha reflejado en su último informe para inversores. La relevancia de esta noticia radica en que Apple estará en condiciones de acelerar la producción del iPhone X desde el mismo mes de noviembre.

Fuente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here