Sin duda la tecnología continúa evolucionando y se integra cada vez más a nuestras acciones diarias, transformar la fuerza de trabajo hacia lo nuevo es una de las principales necesidades digitales de las empresas.

Definitivamente el rol de las Tecnologías de la Información está cambiando la mentalidad de los líderes de las organizaciones, que en lugar de enfocar sus esfuerzos en pensar cómo gestionar un negocio, deben ocuparse de cómo hacer crecer su negocio. Así que para comenzar la transformación hacia lo nuevo, es necesario adoptar una fuerza laboral más líquida, migrar a modelos comerciales como servicio y desarrollar al talento correcto en las áreas correspondientes.

Así es como las estrategias construidas bajo estos tres pilares posicionarán a compañías más versátiles y listas para lo nuevo. Esto implicará un cambio en el comportamiento de la empresa, para adoptar y sostener una cultura de aprendizaje digital, y así dejar atrás lo tradicional y convertirse en liquid workforce. Para lograrlo, las compañías deben mantener actualizados a sus empleados con las últimas tecnologías, desarrollos digitales e innovaciones, a través de aprendizajes y capacitaciones, con el objetivo que sean su principal diferenciador con la competencia.

Accenture considera que, en el futuro, la educación corporativa reemplazará parte de la educación de Estudios Superiores, por lo que las organizaciones están desarrollando sus propias alternativas para incrementar las habilidades que redefinen las nuevas fuerzas de trabajo. Para esto es necesario encontrar la combinación correcta de empleados internos, freelancers y nuevas tecnologías. Los métodos tradicionales no pueden mantenerle el paso a la era digital, por lo que los negocios con visión de futuro ya están empezando a aprender que su estrategia de workforce tiene el potencial para ser una ventaja competitiva mayor.

Actualmente existen diversas acciones que pueden ayudar a desarrollar una fuerza de trabajo líquida, entre ellas invertir en capacitación, soluciones integrales para la gestión de la fuerza laboral, aprender prácticas emprendedoras, y freelancing. Los cursos en línea masivos, capacitaciones virtuales y boot camps son algunas de las opciones que se recomiendan para desarrollar habilidades rápidamente, no sólo técnicas, sino también creativas, sociales y de inteligencia emocional, las cuales acelerarán a las personas a hacer un trabajo más valioso que el que las máquinas pueden lograr.

Además de convertir a las capacitaciones como competencia central, en el Technology Vision elaborado por Accenture, se recomiendan otras cuatro maneras en que las empresas pueden empezar a rotar hacia lo nuevo y construir la fuerza laboral del futuro:

  • Enfocarse en proyectos y ser más ágiles.
  • Empoderar la colaboración y nuevas ideas.
  • Administrar una fuerza laboral desequilibrada
  • Crear una organización construida para facilitar, no impedir.

Las tecnologías digitales pueden crear grandes oportunidades para empresas de todas las industrias, pero los beneficios sólo los detectan las que puedan cambiar y tomar ventaja de este nuevo mundo, donde la clave para el éxito será gestionar la transición enfocándose en el futuro.

El objetivo es generar una fuerza de trabajo líquida que se enfoque en habilidades, proyectos y la organización como un todo, para alcanzar la fluidez de los negocios en el mundo actual.

Fuente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here