Tesla atraviesa por un momento de presión. Las acciones de la empresa de California, cayeron 6.80%, su peor sesión desde inicios de julio, y cerraron en 299.26 dólares, su nivel más bajo desde el 5 de mayo.

Al menos hay dos puntos de presión sobre las acciones de emisora del NASDAQ: un reporte trimestral que no cumplió con las expectativas de los analistas y una reforma fiscal que traería consecuencias negativas.

El miércoles, la empresa de Elon Musk no cumplió su meta de producción del Modelo 3 en el tercer trimestre, con sólo 260 vehículos ensamblados frente a una estimación de 1,500.

Tesla espera alcanzar una producción de 5,000 vehículos por mes a finales del primer trimestre del 2018, un retraso frente a un objetivo inicial para fines de este año.

La compañía dijo que tenía 3,530 millones de dólares de efectivo y activos equivalentes al 30 de septiembre.

A los problemas de entrega se suman sus pérdidas netas. Tesla reportó una pérdida de 619 millones de dólares, en el tercer trimestre, que se compara con una ganancia de 21.9 millones de dólares de un año antes.

Fuente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here