La película de Josh Boone quería llevar a los X-Men por un nuevo camino más cercano al terror. Confirmado como el filme más gafe del cine reciente, tenía previsto ver la luz el mes pasado tras haberse rodado en 2017 y haber atravesado una alteradísima postproducción marcada por la adquisición de Fox por parte de Disney.

Mientras esperamos su destino final, quienes sientan curiosidad por los poderes mutantes de Anya Taylor-Joy, Maisie Williams y compañía pueden solventarlo con estas imágenes del filme publicadas por la revista Cinefex.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here