Un ilusionista de Las Vegas aparentemente se desmayó el jueves al recibir una sentencia de 20 años de cárcel y una multa de más de 500 mil dólares en un caso federal de pornografía infantil.

Jan Rouven Fuechtener, alemán de 40 años, se puso tieso y cayó hacia atrás sobre su asiento luego que la jueza federal Gloria Navarro rechazara su disculpa y su intento por decir que no obtuvo gratificación alguna de los miles de videos e imágenes pornográficas que el FBI encontró en archivos protegidos con contraseñas en nueve computadoras en su residencia apodada la “casa de la risa”.

Fuechtener se recompuso tras beber un trago de agua, sin necesidad de asistencia médica. Sus abogados, Russell Marsh y Sunethra Muralidhara, dijeron después que no estuvo claro si llegó a perder la consciencia.

La jueza calificó a Fuechtener de mentiroso descarado y manipulador que prolongó su proceso en la corte “como una telenovela” y que lo único que él lamentaba era que lo hubiesen atrapado. Le ordenó a Fuechtener pagar 70 mil dólares adicionales en restituciones a las víctimas identificadas en los videos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here