Los papeles de las películas LGBT+ se han acorralado durante mucho tiempo en una delgada gama de historias – la salida, el rechazo, la muerte – pero tales tramas rancias se han ido evitando cada vez más en favor de contar historias extrañas con cuidado y complejidad.

Pero mientras que estos papeles están en alza, los actores homosexuales siguen luchando, y los espectadores LGBT+ han expresado su creciente frustración por las personas heterosexuales y cisgénero que son elegidos para estos papeles.

Esta crítica no significa que sólo los actores queer puedan interpretar papeles queer, sino que, cuando tan pocos papeles queer van a los actores queer -a los que tan a menudo se les dice que no sean abiertos-, la noticia de que otra persona no queer sea contratada en una película queer puede ser decepcionante, por decir lo menos.

Sabes que los actores LGBT+ existen, ¿verdad?, por ello en esta ocasión hablamos de una película franco-belga que traza la vida de un hombre trans que, en medio de su transición, decidió tener un hijo, ha elegido a una mujer cisgénero para el papel principal.

A Good Man de la cineasta Marie-Castille Mention-Schaar ha interpretado a Noémie Merlant como Benjamin que, al descubrir que su pareja Aude quiere un bebé pero no puede concebir, decide buscar una fertilización in vitro.

Pero el hecho de que se eligiera a una mujer para el papel, siguiendo a las estrellas de Hollywood Eddie Redmayne y Scarlett Johansson, fue criticado, lo que llevó al productor de la película a calificar los comentarios de «estúpidos e injustos».

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here