En una entrevista con el New York Times, Jennifer Lawrence reveló que, en la película, ella interpreta a la Madre Tierra, mientras que Javier Bardem interpreta el papel de Dios.

El tema principal de la película es la destrucción del planeta Tierra en manos del ser humano, así que la casa que ambos construyeron representa el planeta Tierra. Todo es perfecto hasta que empieza a cambiar radicalmente cuando llegan unos visitantes inesperados: los seres humanos y la última y excéntrica media hora de la película muestra todo el daño progresivo que el ser humano ha hecho al planeta y a la naturaleza.

Por eso vemos escenas de exceso, fanatismo y violencia. De hecho, en los créditos oficiales de la película, el personaje de Bardem aparece como «Him» con mayúscula, haciendo referencia a que es Él (Dios).

Sin embargo, la cosa no se acaba ahí, el director dijo que utilizó la Biblia como marco para contar la historia desde el punto de vista de la Madre Tierra.

Ed Harris representa a Adán, Él es el primero en llegar. Mientras que Michelle Pfeiffer es Eva.

Toda la escena con el cristal es una metáfora de cuando Eva come la manzana y es expulsada junto con Adán del «Paraíso». Después llegan los hermanos (AKA Caín y Abel).

El poema de Bardem, que le consigue miles de adoradores, es el Antiguo Testamento. La llegada de todos sus seguidores es la creación de la religión.

Y a partir de ese momento la película se llena de metáforas religiosas. Entre ellas, las plagas bíblicas y el sacrificio del hijo de Dios (sí, la horrible escena donde se comen al bebé). Hasta llegar al desenlace de la película en el que la Tierra está por colapsar ante el constante consumo del ser humano. De hecho, es tanta la carga religiosa, que la cinta originalmente se llamaba Day Six (Día seis).

Por si andas mal de tus citas bíblicas, en el sexto día Dios creó a los animalitos y a los seres humanos.
A su vez, la película tiene otras temáticas que la hacen todavía más compleja.

Según el director, también tiene que ver con el egoísmo del proceso creativo y otras personas creen que se trata sobre Aronofsky y su ex-esposa, la actriz Rachel Weisz.

El director espera que la gente no sólo salga impactada del cine, sino que sea mucho más consciente del daño que le estamos haciendo al medio ambiente.

Fuente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here