Cientos de alumnos regresaron a clases, pero esta vez sin sus celulares, esto debido a la prohibición de teléfonos móviles dentro de la enseñanza obligatoria, la cual fue una medida que el país de Francia tomó, misma que generó un debate amplio en el país.

Esta medida fue aprobada por el gobierno y prohíbe el uso de dispositivos móviles dentro de las escuelas primarias y secundarias durante todo el día, incluyendo descansos, salvo casos de emergencia o con alumnos discapacitados.

Los alumnos tienen dos opciones, apagar por completo sus celulares o dejarlos dentro de un casillero, sin embargo, la nueva ley hace algunas excepciones para estudiantes con discapacidad, durante actividades extracurriculares y para “uso pedagógico”.

Esta ley les permite a los profesores confiscar los dispositivos durante todo el día en caso de que se desobedezca la orden.

Uno de los objetivos al implementar esta ley, es combatir el bullying por Internet y evitar los robos y la violencia al interior de las escuelas, así mismo esta medida pretende que los alumnos puedan concentrarse mejor en sus clases y desarrollen una mejor socialización al reducir el uso de las redes sociales.

Por otro lado, las preparatorias pudieran implementar esta medida, pero de forma voluntaria.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here