En un intento por proteger los derechos de los niños en Nuevo León, el órgano de gobierno de México ha anunciado que las «adopciones temporales» no existen. Ha exigido a las autoridades locales que tomen las medidas administrativas necesarias contra esta clara violación y que den prioridad a cualquier solicitud futura relacionada con ella desde su jurisdicción.

Sobre el caso, el presidente López Obrador expresó en conferencia de prensa que “Nosotros no nos vamos a pelear, que cada quien haga su juicio, que actuemos con criterio, yo estoy muy contento porque estoy percibiendo el cambio de mentalidad”. En entrevista con El Norte, Mariana Rodríguez negó haber violado la ley por la sustracción del bebé y dijo estar tranquila.