El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, ha ordenado confiscar a todos los perros de la capital del país, Pyongyang, alegando que representan la decadencia de occidente. Aunque muchos de sus ciudadanos creen que podría acabar siendo parte del menú principal en el país norcoreano debido a la escasez de alimentos que vive el país.

Los ciudadanos afectados no sólo estarían descontentos con esta medida, sino que temen lo peor, que estos animales se conviertan en el menú principal de la mesa de algún restaurante, después de darse a conocer la escasez de alimentos que hay en el país asiático y el hecho de que hay personas que consumen carne de perro.

La medida se implantó el pasado mes de julio y, según han confirmado varias fuentes a la edición inglesa del periódico surcoreano ‘Chosun Ilbo’, llega después de haberse extendido la tendencia, entre los ciudadanos de alto rango, de tener perros como mascotas. La moda de tener a estos animales en casa no habría sentado bien a las clases más bajas y se habría tachado de ‘burgués’.

“La gente normal cría cerdos y pollos en sus porches, mientras que los oficiales de alto rango y la gente rica posee perros, lo que ha generado algo de resentimiento”, explica una fuente al mencionado periódico. “Así que las autoridades han identificado a los hogares con perros y están forzándoles a entregarlos o se están confiscando y los están matando”, asegura al rotativo.

En el periódico se apunta que: «La gente normal cría cerdos y pollos en sus porches, mientras que los oficiales de alto rango y la gente rica posee perros, lo que ha generado algo de resentimiento. Así  que las autoridades han identificado a los hogares con perros y están forzándoles a entregarlos o se están confiscando y los están matando».

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here