El nido contiene el tesoro más asombroso: el huevo, el comienzo, el futuro, nuestras esperanzas, la descendencia.

El nido puede tomar muchos significados, sin embargo, nunca será una casa porque no está destinado a contener la colección de objetos que a los humanos nos gusta acumular. Lua Rivera ha hecho de la experimentación, una pieza fundamental de su proceso. Lua no cree en el encasillamiento de disciplinas, herramientas o medios, cree en la libre ejecución de cada parte y en una convivencia armónica que pueda vivir fuera de muros y galerías.

Las piezas de Lua surgen de su interés por los procesos de nidación, el crecimiento y desarrollo de los seres vivos, y su adaptación al medio exterior. La obra visual de Lua Rivera se caracteriza por la unión y continua exploración de recursos multidisciplinarios, como intervención, collage, fotografía y el uso de textiles. Platicamos con Lua para conocer más sobre sus nidos, sueños y disciplinas.

El nido se reduce a lo esencial para transformarse en la máquina del tiempo, el refugio, el paraíso perdido –y encontrado–, porque en algún momento se espera que sea puro abandono. Al tejer un nido, tejo ideas, y como artista estoy aquí para unirlas y crear nuevos discursos e interacciones.

Lua tendrá presencia en el Circuito de Arte del carnaval de Bahidorá en Las Estacas, Morelos, durante el 17 y 18 de febrero del 2018.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here