Expertos que asistieron al Segundo Seminario Internacional Cafetalero (en Chiapas) coincideron que el aumento en el consumo sí se debe a la tendencia de beber más café por una razón de estatus, sobre todo por generaciones menores de 30 años.

Quizás la tendencia inició con Starbucks, cadena de cafeterías que está cumpliendo 15 años en México con más de 600 unidades en todo el país y con el compromiso de invertir 800 millones de pesos entre 2017 y 2018 para seguir creciendo con 50 sucursales más.

Pero no es la única. Marcas como Cielito Café, Garat Café, Juan Valdez, Punta del Cielo… entre un sin fín de cafeterías locales que han impulsado el consumo de café en México, sobre todo en las nuevas generaciones, con el concepto de oficina-cafetería-biblioteca. A ellas, se suman las barras de café de cadenas de comida rápida como McDonald’s o de tiendas como 7Eleven.

Por ejemplo, en 2005 el consumo promedio era de 840 gramos por persona en México… para 2015 pasó a 1.17 kilogramos por persona.

La encuesta de Profeco señala que 53% de los mexicanos toman café diario y que sólo 1% no lo consume nunca. Y de acuerdo con Fira, de todos los consumidores en México, 64.9% lo toma soluble y 35.5% prefiere el café tostado y molido.

Fuente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here