Tristan Harris, antiguo diseñador ético de Google, ha emprendido una cruzada para advertir sobre cómo las redes sociales y la tecnología «están secuestrando nuestras mentes y nuestro tiempo». Propone cambios en el diseño para que «nuestra atención» no sea la moneda de pago habitual en internet.

Imagina una sala donde hay un centenar de personas encorvadas sobre ordenadores que muestran gráficas. Una sala de control. Desde esta sala se pueden controlan los sentimientos, pensamientos y prioridades de 2.000 millones de personas en todo el mundo. Esto no es ciencia ficción… Yo solía estar en una de estas salas.

Con este argumento que parece sacado de 1984 se presentaba Tristan Harris en la charla que hizo en TED 2017. Harris, ingeniero de formación especializado en tecnología persuasiva, estuvo trabajando durante cuatro años en Google, primero como Jefe de Producto y después como Diseñador Ético y Filosófico, un cargo en el que se intentaba lidiar cada detalle de las plataformas de la compañía para que fueran lo menos intrusivas en la vida del usuario. Y decimos lidiar porque conocer el máximo de datos posible acerca del usuario es el mayor recurso de Google.

Harris abandonó Google en 2016 y desde entonces se ha convertido en la principal voz sobre cómo aplicaciones, compañías tecnológicas y redes sociales pueden manipularnos. Y no porque al cargo de las empresas tecnológicas estén mentes malvadas que quieran dominarnos mientras se ríen acariciando un gatito, sino porque han creado productos que compiten en una carrera cuyo objetivo es muy claro: nuestra atención.

Desde que dejara Google Harris ha invertido su carrera en la creación dos asociaciones llamadas «Time Well Spent» (Tiempo bien empleado) y «The Center for Humane Technology» (Centro para una Tecnología Humana). Con esta última, a la que se han unido otros exempleados de Google, Facebook o Apple, ha conseguido recaudar financiación para iniciar una campaña en medios advirtiendo sobre los problemas que él ve actualmente en la tecnología. El año pasado la revista Rolling Stone lo incluyó en su lista de las «25 personas que dan forma al futuro».

Nota Original Hipertextual

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here