Definitivamente sabemos que jugar a la Xbox puede ser una experiencia bastante divertida, pero no todos pueden disfrutar de la plataforma a la manera tradicional. Con el fin de dotar de mayor accesibilidad a la consola de Microsoft y facilitarles a las personas que van en silla de ruedas que tengan más opciones de ocio, se ha diseñado un adaptador capaz de transformar una silla de ruedas eléctrica en un eficaz y curioso controlador para la Xbox.

Este gadget ha sido bautizado como Freedom Wing y el diseño se basa en la combinación de una placa base y un Adafruit Feather M4 que puede traducir las órdenes de entrada del joystick en comandos que un adaptador accesible de Microsoft, el Adaptative Controller, puede interpretar.

Debes saber que ha sido diseñado por AbleGamers Charity, una organización sin ánimo de lucro centrada en ayudar a las personas con diversidad funcional a poder disfrutar de los videojuegos y a mejorar su calidad de vida a través de estos.

La actividad de esta ONG se centra sobre todo en la creación de dispositivos como mandos modificados y tecnología de asistencia especial, con todo tipo de formas de interacción, como poder jugar solo con los ojos. Su objetivo es unir a las personas e incluso ofrecer una actividad lúdica que sirva para una posible rehabilitación.

“Los videojuegos permiten a las personas con discapacidades experimentar situaciones que pueden ser difíciles o limitadas en el mundo real, brindan oportunidades de redes sociales para mantener la salud mental y emocional, y les abren la puerta a participar en uno de los pasatiempos más grandes del mundo”, explican en su página web.

AbleGamers está trabajando con su socia A.T Makers para ofrecer instrucciones precisas con el fin de que cualquier persona que lo desee pueda fabricarse una unidad del adaptador en casa. Se estima que su coste de producción rondaría entre los 30 y los 35 dólares.

Lo interesante del invento es que ofrece una manera de jugar a títulos de la Xbox con una interfaz de sobra conocida por las personas que van en una silla de ruedas. Además, parece que la tecnología podría ser útil para usarse en otras consolas y en el ordenador, al margen de la Xbox.

El precio de este último gadget alcanza los 90 euros, IVA incluido.

Revisa el video para que puedes ver al Freedom Wing en plena acción y a su creador contando exactamente cómo funciona. El usuario está disfrutando de un juego de carreras sin problemas, en concreto de Rocket League, de Psyonix.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here