¡La desgracia! ¡La tragecia! ¡El drama! Y es que esta mañana el FMI dio a conocer sus previsiones para la economía nacional (e internacional) con un ajuste del pronóstico de crecimiento económico para México de bajada, como lo dijimos en nuestro título: de 1.3% ahora quedó en 1%.

“Las revisiones se deben a un recorte de las perspectivas de crecimiento de México en 2020-21, entre otras razones por la continua debilidad de la inversión, y a una importante revisión a la baja del pronóstico de crecimiento para Chile, que se ha visto afectado por la tensión social”, señaló el FMI.

Con lo anterior, hay que tomar en consideración que la FMI agarró parejo y la estimación de crecimiento no es muy buena para el resto los países. En lo que respecta a Latinoamérica, descendió de 1.8 a 1.6%… ya, si nos vamos al crecimiento mundial, ésta pasó de 3.4 a 3.3%. Una de las razones que el FMI encontró para justificar el recorte al crecimiento económico de México está en la debilidad de la inversión.

Es por ello que a modo de recomendación, Georgieva señaló que es hora que los encargados de formular políticas públicas hagan lo necesario para apoyar el crecimiento, centrándose en desarrollar la resiliencia y aumentar el potencial. “La cooperación internacional sigue siendo clave para abordar las incertidumbres”, aseguró.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here