Severus Snape es quizá uno de los personajes que más molestias de cabeza y sentimientos encontrados ha generado en la legión de fans de Harry Potter. Por ello el adiós al actor británico Alan Rickman, que le encarnó de forma inolvidable en las ocho películas de la saga, fue tan dura para los seguidores. Ahora, dos años después de su muerte, han salido a subasta una serie de cartas personales de lo más reveladoras. Y es que en ellas, según publica The Independent, se desvela la frustración que sentía Rickman al interpretar al profesor Severus Snape.

Una de las misivas era la del productor de la saga David Heyman, en la que le felicitaba por su trabajo y dejaba entrever los demonios del británico. «Gracias por hacer de Harry Potter 2 un éxito. Sé que a veces te sientes frustrado, pero quiero que sepas que eres una parte fundamental de las películas y eres brillante».J. K. Rowling, autora de los libros, por su parte, también le dedica unas palabras de admiración: «Gracias por hacerle justicia a mi personaje».

En otra de las cartas, titulada Dentro de la cabeza de Snape, el intérprete comenta su desilusión por la forma en que el director David Yates aborda su personaje. «Es como si Yates hubiese decidido que esto no es importante o que no atrae al público adolescente»

El actor y librero Neil Pearson ha reunido en 35 cajas las cartas que Rickman se envió con personalidades tan importantes como Bill Clinton, Tony Blair o el príncipe Carlos, una colección que ha salido a subasta esta semana en la ABA Rare Book Faie de Londres.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here