Recién han anunciado que Estados Unidos no recibirá ni permitirá permanecer en el país a estudiantes extranjeros cuyas clases sean completamente en formato virtual el próximo año escolar para evitar contagios del nuevo coronavirus Covid-19.

El gobierno de Donald Trump «no otorgará visas a los estudiantes matriculados en escuelas y/o programas que sean completamente por internet durante el semestre de otoño y los guardias fronterizos no les permitirán ingresar al país», dijo el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés).

Los estudiantes que ya se encuentran en Estados Unidos, «deben abandonar el país o tomar otras medidas, como inscribirse en una escuela con cursos presenciales para mantener su estatus legal». Si no lo hacen, se arriesgan a ser sometidos a un proceso de expulsión, señaló el ICE en un comunicado.

Cuando los establecimientos opten por un modelo «híbrido», deberán certificar que sus estudiantes extranjeros están matriculados lo más posible en cursos presenciales para mantener sus derechos de residencia. Estas excepciones no serán autorizadas para estudios de inglés o capacitación profesional.

«La crueldad de la Casa Blanca no tiene límites», criticó de inmediato el senador Bernie Sanders, exaspirante a la nominación demócrata para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre. «Los estudiantes extranjeros se ven obligados a elegir entre arriesgar sus vidas en las aulas o ser expulsados», dijo.

«Lo peor es la incertidumbre», dijo Gonzalo Fernández, un español de 32 años que estudia un doctorado en economía en la Universidad George Washington. «Estamos aquí sin saber si el próximo semestre tendremos clases presenciales o no, no sabemos si debemos regresar a casa o si terminarán echándonos», agregó.

La mayoría de las escuelas y universidades estadounidenses aún no han anunciado aún sus planes para el semestre que comienza en septiembre. La medida alcanza a quienes estudien con visas F-1 (para «cursos académicos») y M-1 (para «formación profesional»).

Unos 1,2 millones de personas tenían esas visas en marzo, una gran mayoría de países asiáticos (China, India, Corea del Sur), pero también de Arabia Saudita y Canadá, según datos oficiales.

Como en el resto del país, las universidades estadounidenses, que tienen en promedio un 5,5% de estudiantes internacionales y dependen en gran medida de sus pagos de matrícula, cerraron sus puertas en marzo y se pasaron a la educación “online” en un intento por frenar el avance de la pandemia.

En ausencia de vacunas, algunas, incluida la Universidad Estatal de California o la prestigiosa Universidad de Harvard, anunciaron que continuarán con los cursos 100% en formato virtual al comienzo del año escolar, incluso para los estudiantes autorizados a residir en sus instalaciones.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here