“Mamá saltó al agua y no volvió a subir”, declaró Josey, de cuatro años, a las autoridades que investigan la desaparición de la actriz Naya Rivera, de 33 años, desde la tarde del miércoles tras caer al agua en el Lago Piru, cercano a Los Ángeles.

El niño fue encontrado solo y dormido en el bote que había alquilado su madre. Estaba ileso y comentó a las autoridades que salió a nadar con su madre pero ella nunca regresó. Según recoge el sitio TMZ, el menor relató que ambos se tiraron al agua pero que él volvió a subir al bote y que su madre no lo hizo.

Josey se encuentra bien y bajo el cuidado de su familia. Naya y el padre del niño, Ryan Dorsey, se divorciaron en 2018 y comparten la custodia del menor.

Rivera había compartido una imagen conmovedora de ella y Josey justo un día antes de su desaparición, con la leyenda “Solo nosotros dos”, en una publicación que desde entonces ha suscitado una gran cantidad de mensajes de amor y oraciones.

Las autoridades creen que Rivera está «presuntamente ahogada», según el capitán Eric Buschow, portavoz de la Oficina del Sheriff del condado de Ventura. Le dijo al Ventura County Star que las autoridades estaban «buscando un cuerpo». Los informes dicen que algunas de las posesiones de Rivera, incluyendo una cartera, billetera y comida, fueron encontradas en el bote. Se dice que se dejó otro bolso en el auto de Rivera, un Mercedes G-Wagon que todavía estaba en el estacionamiento.

Un equipo de buceo de búsqueda y rescate y un helicóptero con un avión no tripulado fueron enviados al lago, a unas 60 millas al noroeste del centro de Los Ángeles.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here