La historia del cine está llena de ramificaciones que nunca llegaron a darse y de universos paralelos donde algunos de tus personajes favoritos son interpretados por otros: desde Tom Selleck como Indiana Jones a Leonardo DiCaprio haciendo de Anakin Skywalker. Muchas veces nos preguntamos por qué pasará por la cabeza de esos actores que se quedaron a las puertas de un papel icónico, y en esta ocasión tenemos la oportunidad de saberlo de primera mano con la mexicana Eiza González.

La actriz de Baby Driver y Bloodshot estuvo muy cerca de interpretar a Catwoman en la próxima película de Batman, en la que Robert Pattinson interpreta al hombre murciélago bajo dirección de Matt Reeves. Tan cerca como para probarse un ajustado traje que parecía ideal para Selina Kyle y hasta el ubicuo bosslogic le hizo un fan art de lo más resultón.

Sin embargo, Zoe Kravitz es quien finalmente encarnará a la habitante más felina de Gotham City en The Batman. En una entrevista actual con The Hollywood Reporter, Eiza González ha contado un poco más sobre cómo fue el proceso de casting para la nueva Catwoman y qué sintió al quedarse sin el papel a pesar de haber estado a solo un maullido de distancia.

Cuando se está tan cerca de un papel, es inevitable albergar esperanzas de que finalmente vaya a ser tuyo. “Es imposible no hacer eso, especialmente cuando llegas tan lejos en el proceso. De hecho, es parte de lo que te ha permitido llegar tan lejos, porque en ese momento vives y sueñas con el personaje”, cuenta la actriz.

“Me partió el corazón: siempre es difícil [perder un papel]. Tienes que verte en ese papel para conseguirlo. No puedes estar con un pie dentro y otro fuera”, explica Eiza González.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here