Ha sido La Diputación de Álava en España quien dio a conocer la sospención de manera temporal las batidas para cazar al único lobo que campe a por su territorio. La suspensión llega después del anuncio del Gobierno vasco de que incluirá a esta especie en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas.

La institución foral había autorizado la caza de este ejemplar ante el incremento de los ataques y muertes sufridos por el ganado en 2019 en las sierras de Arkamo, Gibijo y Urkabustaiz. El balance es de 153 animales muertos, 78 heridos y 67 desaparecidos entre el ganado ovino, caprino, vacuno y equino.

Esta decisión ha coincidido en el tiempo con el anuncio de que el Ejecutivo autonómico incluirá en los próximos días al lobo en el citado catálogo con la categoría de «especial interés», el grado de protección más bajo. Es el mismo que tienen especies como el gato montés, armiño, gavilán común y martín pescador.

El Gobierno considera que si la inclusión del lobo en el catálogo ya estuviera vigente el permiso para cazar debería justificarse de una manera muy exhaustiva. Solo podría hacerse cuando resultaran ineficaces el resto de posibles actuaciones como la agrupación y protección de los rebaños, la instalación de vallados eléctricos y contar con mastines bien entrenados.

A la luz de la decisión del Gobierno vasco, la Diputación de Álava ha decidido «por un principio de prudencia no llevar a cabo esperas estos días», según fuentes de la institución foral. No se ha dictado una resolución que suspenda formalmente la autorización para cazar al lobo. Pero mientras se analiza con detalle las consecuencias de la catalogación de este animal como especie protegida se ha optado por no efectuar batidas, que por otra parte -han recordado las fuentes- tampoco se hacen a diario.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here