Como si fuera la película de Babel de Iñarritu pero en economía, la interconexión permanente de un mundo globalizado tiene estas cosas.

América Latina es la única región del mundo que no ha registrado ni un solo caso de coronavirus y, sin embargo, tiene a dos de sus grandes economías en jaque por el brote: Chile y Perú.

El hilo conductor es el cobre, un mineral básico en muchos procesos industriales y del que son, por mucho, los dos mayores productores del planeta.

El 40% de la oferta mundial de esta materia prima procede de ambos países, que temen un revés para sus economías si el brote sigue haciendo mella en la economía china.

Los analistas también apuntan a la mayor economía de la región, Brasil, como una de las potenciales afectadas por el virus —principalmente, por las menores ventas de mineral hierro—, mientras que la segunda en discordia, México, saldría prácticamente indemne.

El impacto estimado sobre todo el bloque latinoamericano, con todo, será “pequeño” y “modesto”, según Goldman Sachs, siempre y cuando el revés sobre la economía china no vaya mucho más allá de lo previsto: el impacto final de la crisis sanitaria sobre el PIB aún es una incógnita.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here