Los empresarios Miguel Alemán Magnani y Carlos Cabal Peniche han lanzado una ofensiva por la cual pretenden tomar a la fuerza el control de Radiópolis. Así lo ha denunciado el Grupo PRISA (editora de este periódico), que posee el 50% de las acciones del grupo radiofónico mexicano, y así se desprende también de un comunicado que ambos empresarios distribuyeron el martes. En una secuencia de hechos que alcanzó su nivel más virulento este martes, Magnani y Cabal Peniche trataron de imponer un cuadro de directivos para hacerse con el control editorial de Radiópolis y despojar de él al Grupo PRISA. Las maniobras de Alemán y Cabal Peniche –que se suman a otros episodios de distinto carácter en el paisaje empesarial mexicano en los últimos dos años– vuelven a dejar en evidencia la inseguridad jurídica bajo la que operan los inversionistas en el país norteamericano.

La situación límite se produjo este martes, cuando personal enviado por Alemán y Cabal Peniche entró en las instalaciones en Ciudad de México de Radiópolis, una firma que posee y opera 17 estaciones de radio en México, entre ellas W Radio (generalista) y Los 40 (musical). Junto a personal de una compañía de seguridad privada, intentaron acceder al sistema de correo electrónico para comunicad a los empleados el cese del actual director general, Francisco Cabañas y el nombramiento de uno nuevo, aunque no consiguieron su propósito.

PRISA ha informado en un comunicado este miércoles que llevará a cabo las necesarias acciones legales “para preservar el adecuado funcionamiento de Radiópolis y para que sus profesionales puedan seguir desempeñando su labor con el rigor y la independencia que les caracteriza, al objeto de que sus emisoras sigan prestando el mejor servicio a sus oyentes y a la sociedad mexicana”. Este periódico ha preguntado al Grupo Alemán por su opinión al respecto, sin haber obtenido respuesta. Consultado también por este diario, el Gobierno de México mantiene que se trata de un asunto entre particulares y que el Ejecutivo no tiene nada que ver.

Hace dos años que la relación de Alemán Magnani y PRISA ha pendido de un hilo. En febrero de 2018, Televisa, titular entonces del 50% de las acciones de Radiópolis, comunicó al Grupo PRISA, titular del otro 50% del capital social, su intención de vender su paquete accionarial. PRISA había comprado sus acciones a Televisa en 2001. Televisa dio entrada a PRISA para que esta aportase su know-how en materia de explotación del negocio radiofónico. Con este fin, los accionistas acordaron que el director general de Radiópolis fuese una persona designada a propuesta de PRISA, capaz de armar un equipo directivo de primera línea y poner en aplicación ese know-how. Como resultado, las audiencias, ingresos y beneficios de Radiópolis aumentaron muy significativamente, consiguiendo posiciones de liderazgo.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here