El ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya, no ha rendido declaración alguna ante la Fiscalía General de la República (FGR) desde su llegada a México, debido a que horas después de su extradición de España fue sometido a una cirugía.

Funcionarios del gobierno federal citados por Milenio, dijeron que por dicha razón los fiscales de la institución no han solicitado fecha a los jueces para celebrar las audiencias donde se le imputará como presunto responsable de los delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita, cohecho y asociación delictuosa, que no ameritan prisión preventiva oficiosa y que se pueden enfrentar en libertad.

Los delitos forman parte de dos causas penales; una está relacionada con el tema de la planta de Agro Nitrogenados, donde uno de los coacusados es el presidente de Altos Hornos de México, Alonso Ancira Elizondo, actualmente detenido en España y que enfrenta su proceso de extradición en libertad condicional.

En términos de la Constitución mexicana, solamente la Suprema Corte, el Tribunal Colegiado de Circuito correspondiente, el Fiscal general de la República o el Ejecutivo Federal, es decir el presidente del país, a través del Consejero Jurídico del gobierno, están legitimados para solicitar este tipo de atracciones al máximo Tribunal del país.

Ancira asegura en su amparo que las autoridades mexicanas no cumplieron con todos los requisitos necesarios para que la orden de aprehensión en su contra, donde lo acusan de lavado de dinero, cohecho y defraudación fiscal en agravio al erario nacional, fuera legal. Sin embargo, hasta ahora, ha sufrido solamente reveses en los juzgados.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here