Luego de ser nominada a ocho premios de la Academia, incluyendo Mejor Película, Mejor Dirección y Mejor Diseño de Producción, Dunkirk de Christopher Nolan se encuentra inmersa en una polémica por utilizar mano de obra de presos para la construcción de su set.

El uso de este tipo de trabajo fue criticado por defensores de los derechos humanos, que han dicho que la cinta debería ser descalificada de la carrera por los Oscars. Esto fue revelado por Gary Fettis, decorador de set de Dunkirk, en el libro Dunkirk: The History Behind the Major Motion Picture de Josh Levin.

Allí, el autor dice que la cantidad de trabajo que necesitaban llevó a interesantes colaboraciones y citó a Fettis diciendo “Los grandes guardabarros que los barcos usan hoy día, son gigantescas bolas de goma, pero en aquel entonces estaban hechas de cuerda, tejidas con cáñamo grueso. Tuvimos que hacer unos diez de ellos”.

Para realizar estos guardabarros, utilizaron mano de obra de presos. “Delincuentes por primera vez, chicos, no eran criminales duros. Espero que los productores sepan porque ahorramos mucho dinero de esa forma”.

Esto ha atraído las críticas del director de la organización Human Rights Defense Center, Paul Wright que declaró que la esclavitud de prisioneros debe ser denunciada como el abuso de derechos humanos que es. “Creo que debería descalificarla de obtener un Oscar. Nadie recompensaría a los diseñadores de vestuario que usaron mano de obra de niños para hacer trajes para una película”, agregó, pidiendo que ignoraran a Dunkirk en la categoría de Mejor Diseño de Producción, tal y como hicieran con James Franco por las acusaciones de abuso sexual. “Pareciera que en un mundo consistente, los abusadores de derechos humanos y explotadores no serían considerados tan alto”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here