André Pierre Gignac y Rogelio Funes Mori están en ruta de construir un futuro en lo más alto de los goleadores de casa, algo que ya no luce tan lejano ni tardío.

Con 68 goles en la cuenta del francés y 62 en el currículum del rayado, ambos delanteros escalan cada vez más en las listas de los máximos productores del futbol regio.

Gignac ya es el tercer máximo anotador en la historia de Tigres, y tiene a tiro el peldaño que ocupa el argentino Walter Gaitán en la segunda posición.

Para ello necesita sólo 12 goles más, los cuales, con su paso actual conseguiría dentro de 23 partidos, es decir, quizá este mismo semestre contando 15 encuentros por jugar en la Liga, hasta seis en Liguilla, y al menos dos en Concachampions.

De cumplirse, el galo habría conseguido la misma cifra que “El Divino” en 51 juegos menos, pues lo lograría en su duelo 150, contra 201 del argentino.

El premio mayor en Tigres se llama Tomás Boy, quien anotó 98 goles en 14 años y 408 partidos como felino.

Para igualarlo Gignac requiere 30 goles, pero al paso actual, el francés estaría lográndolos en 57 duelos, menos de la mitad de los que requirió “El Jefe”, los que podría disputar en un lapso de dos torneos alcanzando la Final, más dos certámenes alternos.

Lo de Funes Mori es similar. Con 62 anotaciones en 113 partidos, ´El Mellizo´ tiene un promedio de .54 goles por encuentro, por lo que en seis partidos alcanzaría al ´Guille´ Franco (65); en 13 al ´Pato´ Corbo (69); en 19 a Milton Carlos (72), en 39 a Aldo de Nigris, y en 63 duelos a ´Bahía´, sublíder de la lista.

Lo de Suazo es mayor, ya que anotó 121 tantos como Rayado, y para ello Funes Mori requeriría 59 festejos, aunque al ritmo actual los alcanzaría en 110 partidos más como Rayado.

Si usted piensa que es mucho, analice que el “Mellizo” tiene 27 años de edad, y potencialmente Rayados juega 31 partidos por semestre, por lo que en un lapso menor a dos años estaría apuntando al máximo ídolo albiazul.

 

 

Fuente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here